Usar Lubricante

Usar lubricante: una guía para su uso y sus efectos

¿Te has preguntado alguna vez si es necesario usar lubricante? En esta guía te apoyaremos  para saber cuáles son sus beneficios y algunas cosas a considerar para saber si necesitas utilizar lubricante o si es posible que lo utilices como un soporte para el sexo.

Comencemos por tus mecanismos biológicos

La vagina produce naturalmente una lubricación que ayuda a facilitar la actividad sexual. Si la lubricación natural no es suficiente, las personas pueden usar lubricante o lubricante artificial para que la actividad sexual sea más cómoda.

Cuando una persona con vagina se excita sexualmente, su vagina produce una lubricación adicional. Esta lubricación reduce la fricción en la vagina, aumentando la comodidad durante las relaciones sexuales y minimizando cualquier sensación de dolor o irritación. Sin embargo, la sequedad vaginal es un problema sexual muy común.

Los lubricantes artificiales reducen la sequedad vaginal. Los lubricantes están disponibles en muchas texturas, sabores y materiales diferentes para adaptarse a las necesidades y preferencias de una persona.

¿Qué es la lubricación vaginal natural?

El tejido vaginal es naturalmente húmedo. El líquido del cuello uterino y las secreciones de las glándulas de Bartholin, ayudan a mantener la vagina lubricada. Durante la excitación, las glándulas de Bartholin secretan un líquido extra para reducir la fricción.

La sequedad vaginal ocasional es común, pero la sequedad vaginal crónica puede indicar la menopausia o un problema médico, como la atrofia vaginal. Las personas que habitualmente luchan contra la sequedad vaginal deben hablar con un profesional de la salud.

A medida que una persona envejece, el tejido de la vagina se adelgaza. Durante y después de la menopausia, el cuerpo produce menos estrógeno, lo que conduce a menos secreciones humectantes y puede hacer que la vagina se sienta seca.

Una vez que los tejidos vaginales se vuelven más delgados, la persona puede necesitar más lubricación que antes para sentir comodidad durante la actividad sexual.

Prueba nuestro go to lubricante una gran opción para comenzar a utilizar esta genial herramienta.

Cuándo usar lubricante

Es común, incluso entre personas sanas, que la vagina produzca una lubricación insuficiente. El lubricante artificial reemplaza las secreciones vaginales naturales, haciendo que la vagina se sienta más húmeda y reduciendo las molestias derivadas de la sequedad vaginal.

Una persona puede elegir usar lubricante sintético cuando:

  • Experimentan sequedad vaginal debido a la medicación
  • Los cambios en los niveles hormonales durante el embarazo o después del parto causan sequedad vaginal temporal
  • La menopausia causa sequedad vaginal
  • Su vagina no produce suficiente lubricación, por ejemplo, si “se les acaba” la lubricación después de una larga sesión de actividad sexual o descubren que su lubricante natural es insuficiente para reducir la fricción del sexo
  • Experimentan dolor o picazón en la vagina, lo que puede ocurrir cuando el tejido vaginal sensible está muy seco

Tipos de lubricante

Una persona que quiera probar el lubricante artificial tiene varias opciones, incluidas las siguientes:

Lubricantes vaginales

Las farmacias almacenan docenas de lubricantes vaginales, que vienen en diferentes sabores, colores y olores según las preferencias de la persona.

Estos productos proporcionan humedad a corto plazo para varias formas de contacto vaginal, incluidas las actividades sexuales y los exámenes de salud vaginal.

Humectantes vaginales

Los humectantes vaginales son lubricantes de acción prolongada que pueden ayudar con la sequedad crónica. Sus efectos suelen durar varios días.

Estos productos son una buena opción para las personas que experimentan sequedad vaginal intensa, incluso cuando no están teniendo relaciones sexuales. Estos humectantes son seguros para usar junto con los lubricantes vaginales.

Algunas personas usan aceite de coco para la sequedad vaginal. Los estudios sugieren que el aceite de coco es un humectante eficaz para otras partes del cuerpo, pero faltan investigaciones sobre sus beneficios para la vagina. 

*Se debe evitar usar aceite de coco con un condón de látex ya que puede descomponer el látex y hacer que el condón sea ineficaz.

Cremas de estrógeno

Este es otro tipo de lubricante vaginal, pero debemos recalcar que para su uso es necesario consultar a un médico especializado.

Las cremas a base de estrógeno pueden tratar la sequedad vaginal que se produce debido a los bajos niveles de estrógeno. Estas cremas funcionan reemplazando el estrógeno perdido, lo que podría revertir algunos de los efectos de la menopausia y las condiciones médicas que causan niveles bajos de estrógeno.

La mayoría de estas cremas requieren que el usuario disminuya la dosis con el tiempo.

Estas cremas tienden a tener un uso limitado y debe de utilizarse con el apoyo y guía de un especialista de la salud.

Cómo usar lubricante

La mejor manera es comenzar con una pequeña cantidad del producto y luego aumentar gradualmente la cantidad hasta que la vagina se sienta cómoda. Algunas personas encuentran que volver a aplicar el lubricante varias veces proporciona los mejores resultados.

Una persona puede encontrar útil experimentar con varios lubricantes diferentes, prestando atención a cómo responde su cuerpo a cada uno. Si la vagina siente picazón o dolor después de usar uno de estos productos, esto podría indicar una alergia o sensibilidad a un ingrediente del lubricante.

Las personas solo deben probar las cremas a base de estrógeno después de discutir su uso con un profesional de la salud. Estas cremas a menudo requieren receta médica. Es importante seguir las instrucciones de uso y no exceder la dosis recomendada por un profesional de la salud.

Las cremas de estrógeno pueden tardar en hacer efecto y la mayoría de las personas tarda algunas semanas en ver los resultados.

Al usar lubricantes y humectantes de venta libre, las personas siempre deben seguir las instrucciones en la caja.

Usa Lubricante potente

Riesgos y efectos secundarios

Los lubricantes comerciales son seguros para la mayoría de las personas.

Sin embargo, como cualquier producto sanitario, presentan algunos riesgos, entre ellos:

  • Reacciones alérgicas
  • Irritación de la piel
  • Infecciones por hongos
  • Entre otras

Cuando una persona tiene sequedad vaginal clínica, los lubricantes artificiales no tratan el problema subyacente. No aumentarán el estrógeno ni reactivarán el adelgazamiento del tejido vaginal. Por lo tanto, las personas pueden encontrar que estos productos no resuelven completamente el problema.

Para aquellas personas que no obtienen alivio de la sequedad vaginal cuando usan lubricantes comerciales, las cremas de estrógeno pueden ser una buena opción. Algunas otras estrategias que pueden ayudar a mejorar la lubricación incluyen:

  • Permanecer hidratado
  • Pasar más tiempo en los juegos previos
  • Masturbación previa a la penetración

La lubricación vaginal puede ayudar a las personas a tener experiencias sexuales mejores y más cómodas. El uso de lubricantes tanto sinteticos como naturales puede ayudar a evitar cualquier incomodidad que se produzca durante el sexo, dando lugar así a una mejora en la activad sexual.

El sexo debe de ser una experiencia agradable

El sexo no debe ser doloroso y la vagina no debe ser una fuente de incomodidad. Una persona puede consultar a un médico si la sequedad vaginal persiste o no mejora con el uso de un lubricante comercial. Revisa nuestros productos lubricantes y no dudes en consultar con nosotros para mayores informes.

¿Tienes alguna duda?
Muchas gracias por tomarte el tiempo para leer ésto!, Si tienes alguna duda por favor escríbeme.

Envío discreto

No te preocupes ya que todos nuestros paquetes se envían de manera discreta.

Caja envio discreto

Así es como recibirás tus juguetes

Las cajas no incluyen etiquetas ni nombres que den idea de su contenido.
De igual manera los cobros no revelan nada sobre el tipo de compra.

Abrir chat