Como usar un vibrador

Juguetes anales con o sin práctica

Sabemos que en México la información sobre el uso de un juguete sexual no es vasta menos sobre los juguetes anales, sin embargo, en este espacio de La Tienda del Amor te ofrecemos información sobre los mejores juguetes para sexo y cómo utilizarlos de manera correcta. Hoy nos enfocaremos en el placer anal. 

Es perfectamente normal aventurarte por la puerta trasera. Los juguetes anales son perfectos para alcanzar nuevas sensaciones y pueden ser geniales como un complemento para llegar al punto G y a nuevos orgasmos.

El sexo anal es divertido y es placentero ¿Por qué no probarlo?

Sin embargo, los juguetes sexuales, especialmente los anales deben de utilizarse con precaución. El sexo tiende a ser un acto de instintos, algunas personas pueden perder la noción de sus acciones y actuar más con un institnto animal que como pareja, es por ello que sugerimos algunas forma para disfrutar del placer en tu vida sexual.

Utiliza juguetes sexuales diseñados para el sexo anal

Si estás convencid@ de probar el juego anal, hazlo de una forma segura. Es muy común que las personas principiantes experimenten con objetos que no fueron creados para ser introducidos en el recto. El peligro de esto es que los objetos tienden a quedarse atorados en el conducto anal.

Por esta importante razón y otras más recomendamos utilizar solo juguetes anales diseñados específicamente para el juego anal (repetimos, no objetos domésticos ni vegetales al azar), utilizar lubricante y tomar las cosas con calma.

Sabemos que la búsqueda del orgasmo puede estar llena de historias divertidas y buenas anécdotas, pero queremos que disfrutes de manera correcta sin necesidad de resultados poco convencionales.

Asegúrate de hablar sobre el juego anal antes de probarlo.

Si piensas probar el juego anal con tu pareja, te recomendamos que lo discutan primero. Una sorpresa anal no es divertida. Es doloroso y, bueno, no funcionará. Si no estás en un mood relajado, será difícil conseguir que algo entre por allí sin dolor.

Recomendamos seguir al pie de la letra las reglas de los juegos anales: no forzar nada, tomarlo con calma y detenerse si duele.

Además, es importante pensar en la higiene cuando se está pensando en usar juguetes anales pues la zona en cuestión puede empujar heces fecales si el cuerpo no está listo o si en el momento se crea una estimulación demasiado forzada. Recuerda nuestro ano está diseñado para expulsar no al contrario.

¿Los juguetes son succionados dentro del trasero? Algunos mitos sobre el sexo anal.

Si estás pensando en comenzar con el placer anal, es importante que sepas que el trasero tiende a succionar los juguetes que no están pensados para este tipo de acción. Los músculos alrededor del ano están diseñados para apretar. Ya sabes, para que nada tenga que salir sin que tú lo quieras y caigas en una escena algo penosa.

Esto es parte de la autoprotección del cuerpo y, por lo general, es algo maravilloso. Pero, si pones algo dentro de tu trasero que no está diseñado para estar ahí, los mecanismos anales de tu cuerpo se apretarán, succionando naturalmente el objeto hacia adentro, apretando, y haciendo que sea increíblemente difícil alcanzarlo y sacarlo pues la distancia dentro del recto resulta inalcanzable.

Mitos sobre el sexo anal:

El mito más común es que el sexo anal es sucio y que no es saludable practicarlo. Tu trasero es una parte de tu cuerpo que se autolimpia. Las cosas pueden complicarse de vez en cuando, pero en realidad es totalmente seguro hacerlo.

¿Necesitas un enema de antemano? No necesariamente. No necesitas limpiarte y vaciarte antes de tener una relación anal. Es muy poco probable que el juego anal te produzca una evacuación espontanea. Si realmente te genera mucha propcupación, evita los alimentos que causan heces acuosas. 

¿Solo los homosexuales lo hacen? Tampoco es cierto. Las mujeres heterosexuales, bisexuales y homosexuales; los hombres heterosexuales, bisexuales y homosexuales, transexuales, elles, ellos, todos nosotros, y los demás pueden disfrutar de la estimulación anal.

¿Dolerá? El juego anal no tiene por qué doler todo el tiempo y, a decir verdad, no debería doler demasiado. Una vez que te acostumbres, es posible que lo disfrutes más que el sexo vaginal.

¿La solución? Utiliza únicamente juguetes sexuales anales.

Los vibradores y dildos regulares diseñados para uso vaginal tienden a ser rectos y angostos, lo que significa que pueden atascarse fácilmente cuando se usan analmente. Así que ya sabes, asegúrate de usar juguetes diseñados específicamente para el ana. La oferta de  productos que se venden específicamente para uso anal tienen una base acampanada con un diámetro de 6 centímetros y medio o más.

Estas bases actúan como un ‘tapón’, evitando que el juguete se atasque dentro del cuerpo por algunos productos como el plug anal tiene una forma practica de cono que le da al articulo el tamaño ideal para el sexo anal.

Otro artículo muy popular está enfocado en el hombre y es llamado el masajeador de próstata, es un producto especialmente diseñado para la estimulación anal y ademas de tener vibraciones tiene una forma especifica para alcanzar el punto G de los hombres.

Asegúrate de nunca poner nada dentro de tu trasero, ni en el de otra persona, a menos que tenga una base acampanada como de plug anal. Nada de frutas exóticas, vibradores no anales, ni bombillas. Solo tapones anales (plug anal) y juguetes diseñados para divertirse. ¿Está bien?

Nuestras opciones para el juguete perfecto tomando en cuenta  precio y sensaciones 

Si estás comenzando a experimentar con esta zona, lo más recomendable es un plug anal que te sirva de práctica. Si este es el caso nuestra recomendación es sin duda B-Vibe Novice – Plug anal.

Si necesitas una versión más avanzada para poder comenzar a expandir tus horizontes anales, la mejor opción es sin duda el  Sway – Vibrador para todo el cuerpo.

Por último pero no menos importante, los complementos para hombre tienden a ser muy pocos en México, por ello te ofrecemos un elegante y amistoso masajeador de próstata el Billy – Masajeador de Próstata.

Siempre usa mucho lubricante

Si está usando un juguete de silicona, asegúrese de usar un lubricante que no sea de silicona para que su juguete no se dañe con el tiempo.

Hay lubricantes diseñados específicamente para el sexo anal (principalmente con efectos refrescantes y adormecedores), pero la mayoría de los lubricantes a base de agua funcionan de manera perfecta. Solo debes asegurarte de usar mucho.

“Aplica lo suficiente como para meter un manatí en un buzón y luego aplica más”, sugiere un experto de LELO.

Comienza lentamente

Cuando comienzas a practicar sexo anal con juguetes anales es necesario que tengas una dirección clara pues tu juguete sexual puede parecer intimidante la primera vez que te acercas a la zona en cuestión.

  • Comienza poco a poco, con un tapón anal (plug anal) estrecho o un dedo limpio.
  • Una vez que te sientas cómod@ con eso, puedes trabajar lentamente e introducir juguetes de tamaños un poco más grandes.
  • Necesitas trabajar en una progresión natural. No puedes entrar directamente con armas grandes.
  • Relájate y diviértete

La clave para un gran juego anal es relajarse y disfrutarlo. Si estás tens@, no te sentirás bien.

Recuerda: el sexo está destinado a ser divertido. Si no te gusta el juego anal, no tienes que hacerlo.

Si la idea te excita, adelante, habla sobre ello, infórmate y hazlo de manera segura. Puede ser brillante. No dudes en contactarnos si necesitas más información sobre los juguetes anales que pueden funcionar de manera natural. Estamos al pendiente de cualquier duda que tengas y claro, los mejores juguetes tanto para principiantes como para experimentados.

¿Tienes alguna duda?
Muchas gracias por tomarte el tiempo para leer ésto!, Si tienes alguna duda por favor escríbeme.

Envío discreto

No te preocupes ya que todos nuestros paquetes se envían de manera discreta.

Caja envio discreto

Así es como recibirás tus juguetes

Las cajas no incluyen etiquetas ni nombres que den idea de su contenido.
De igual manera los cobros no revelan nada sobre el tipo de compra.

Abrir chat